13 de des. 2009

CONTRA CARLES III: BALANÇ POLÍTIC DE 2009


La gran manifestació sindical d'ahir a Madrid és l'argument inicial del periodista Enric Juliana per fer l'anàlisi de la conjuntura política espanyola d'aquest 2009 que obrirà les portes a la presidència europea de la primera meitat de 2010 (però la manifestació ha estat contra Carles III de Borbó o contra Carles III, l'arxiduc d'Àustria? O contra tots dos?, Perquè, simbòlicament, no és el mateix: contra el Borbó seria a favor de la descentralització, contra el d'Àustria, en canvi, seria una reivindicació insòlita en favor del centralisme secular de l'Espanya jacobina):
.......................................................................

EL CURSO POLÍTICO AGOTA EL 2009
La conjunción PSOE-UGT gobierna España

La gran manifestación sindical de Madrid salva del KO a Zapatero tras un trimestre aciago
ENRIC JULIANA, Madrid 13/12/2009 (La Vanguardia)
__________________________________________________


"Objetivo: Zapatero", titulaba la portada de La Vanguardia del domingo 20 de septiembre. El presidente del Gobierno había comenzado el curso con mal pie y parecía irremediablemente atrapado por una crisis que aleja a España de la sala de máquinas de Europa. La suma de adversidades presentaba hace tres meses perfiles de verdadero jaque mate: escalofriante subida del paro; encuestas adversas; fracaso del pacto social; fría animadversión de la Iglesia católica; una geometría parlamentaria demasiado complicada; el Estatut de Catalunya de cuerpo presente en el Tribunal Constitucional; notable pérdida de apoyos en la prensa de centroizquierda, y crecientes críticas en la vieja guardia socialista por el bonapartismo a la española, ese "¡dejadme solo!" tan propio de las plazas de toros.

Tres meses después, ¿cuál es la cartografía de la legislatura? ¿Ha logrado llegar sano y salvo Zapatero a su ansiado semestre europeo? ¿La imagen del declive de Adolfo Suárez en 1981 sigue siendo válida para narrar las horas más bajas del hombre de la palabra dada?


"Nos hemos manifestado contra Carlos III"
La gran manifestación sindical de ayer en Madrid quizá sea la verdadera piedra de toque de la legislatura. Mar Díaz-Varela, periodista de La Vanguardia que lleva más de treinta años registrando el pulso socioeconómico de la capital de España, sostiene que estamos ante la segunda mayor manifestación sindical de la democracia, dejando en el primer lugar la protesta del 14 de diciembre de 1988 contra la política laboral de Felipe González. Fue la de ayer una manifestación "contra el rey Carlos III", según irónicas palabras de un alto dirigente de UGT, puesto que no hubo ni una sola pancarta en contra del Gobierno y la marcha concluyó en la Puerta de Alcalá, la obra más significada del rey-alcalde.

La manifestación pone claramente de manifiesto que España está hoy gobernada por la conjunción PSOE-UGT, con el líder sindical Cándido Méndez en el papel de vicepresidente en la sombra. Con esa conjunción, que deja atrás, muy atrás, la enconada rivalidad entre Indalecio Prieto (socialismo liberal) y Francisco Largo Caballero (socialismo corporativo) en los años treinta, y entre Felipe González y Nicolás Redondo en los ochenta, Zapatero está atravesando la peor tormenta económica de los últimos cincuenta años con la esperanza de cabalgar dentro de poco las noticias positivas de una lenta recuperación. El principal objetivo estratégico del PSOE, evitar la huelga general y preservar la unidad del núcleo rocoso de su electorado, parece hoy encarrilado.


Rajoy, a por el voto del trabajador tranquilo
Ni el Partido Popular ni la patronal CEOE han podido perforar ese núcleo. De la mano deMariano Rajoy, plenamente consolidado como líder de la alternancia, el centroderecha está optando por el desgaste lento del Gobierno sin recurrir al martillo neumático de la anterior legislatura (Zaplana-Acebes). El PP es inclemente con los errores de gestión del Ejecutivo, pero evita dibujar horizontes de sangre, sudor y lágrimas para los próximos veinte años. Alejado del hiperrealismo, Rajoy repite hasta el aburrimiento que el país necesita seriedad y sentido común, en busca del electorado menos ideologizado del PSOE: ese trabajador del área metropolitana de Madrid o de Barcelona al que no le hace mucha gracia que el Gobierno socialista conceda libertad sin límites a su hija de 16 años.

La CEOE tampoco se mueve por la senda del drama. Su presidente, Gerardo Díaz Ferrán, ha debido hacer frente durante este trimestre a graves problemas en sus empresas. En tiempos de José María Cuevas (empleado de la CEOE), la presidencia de la patronal se hallaba a salvo de las adversidades del mercado. Díaz Ferrán ha logrado, sin embargo, una victoria moral. Ha conseguido que Zapatero acepte públicamente la necesidad de una reforma laboral en España; una reforma cuyos límites fueron fijados por la contundente manifestación de ayer "contra Carlos III".


El inesperado auxilio de los católicos vascos
Asegurado su núcleo rocoso, el PSOE ha conseguido durante este trimestre sumar al Partido Nacionalista Vasco al barco de la estabilidad parlamentaria, en detrimento de la algarabía de izquierdas (IU-ICV, ERC, BNG...). Los presupuestos del 2010 son los presupuestos pactados con el PNV, no los del Frente Popular. La ley del aborto también saldrá adelante con el voto católico del PNV, fundado en 1885 con el nombre de Euzko Alderdi Jetzalea, esto es, Partido Vasco de los Simpatizantes de Dios y las Leyes Viejas. La alternancia en Euskadi, gracias a la alianza con el PP, está teniendo efectos muy beneficiosos para el PSOE. Le ha redimido de sus veleidades catalanistas ante millones de electores españoles, ha propulsado a Patxi López como nueva figura de la política nacional (hoy es el político mejor valorado en España) y ha forzado al PNV a un realismo desconocido en tiempos del lehendakari Juan José Ibarretxe.


La "maldición africana" agiganta los problemas
Protegido el núcleo rocoso y garantizada la estabilidad parlamentaria con un apoyo de centro, ¿por qué sufre tanto el Gobierno?, ¿por qué sigue viva la sensación de que las cosas le están yendo muy mal a Zapatero? Responde un alto funcionario de la Moncloa: "Además de los problemas gordos, todos los contratiempos de menor calado se nos están agigantando, todo acaba pareciendo más grave de lo que realmente es, quizá por fallos de coordinación y seguramente por falta de una política de comunicación más eficaz". El secuestro del barco Alakrana, el secuestro (mucho más dramático en términos reales) de los tres cooperantes catalanes en Mauritania y la huelga de hambre de la activista saharaui Aminatu Haidar han puesto de manifiesto una suerte de maldición africana contra la capacidad de gestión del Ejecutivo. No hay suficiente solidez ante la opinión pública. Hay serios problemas de coordinación en el Gobierno, y la enemistad entre algunas de las figuras más relevantes del Gabinete (De la Vega versus Chacón, De la Vega versus Salgado...) ha dejado de ser un secreto.


La presidencia europea no será un oasis
Las encuestas hablan de una ventaja del Partido Popular de cuatro o cinco puntos, que ningún analista considera irreversible, aunque el sondeo de la revista Temas (órgano de la Fundación Sistema, pilotada por Alfonso Guerra) detecta en el área socialista una notoria deserción de trabajadores maduros y de jóvenes, los dos grupos sociales que perciben con mayor angustia la crisis. El Gobierno llega tan abollado a la presidencia de turno de la Unión Europea, que ya ha caducado la idea, todavía vigente en septiembre, de un milagroso semestre europeo. A Zapatero no le espera un oasis reparador en Bruselas. Una de las principales misiones del presidente en los próximos meses será evitar que la ventaja del PP salte a los ocho puntos, empiece a ser irreversible y las elecciones municipales y autonómicas del 2011 se perfilen como la gran oportunidad de castigar al PSOE con una debacle.


Y de golpe... reaparece el "problema catalán"
Para que ese escenario de debacle no se prefigure es muy importante el estado de ánimo en Catalunya, donde se han fraguado –aunque en la calle Ferraz no les guste reconocerlo– las principales victorias electorales de Zapatero. Y es que los efectos benéficos del pacto vasco han estimulado en el interior del Partido Socialista el apetito de la españolidad. Recordemos que hoy gobierna la conjunción PSOE-UGT y no la conjunción PSOE-PSC de los primeros meses de la anterior legislatura. A mediados de noviembre, Zapatero estuvo muy tentado de dar un paso más en esa dirección y mandó recado a los magistrados del Tribunal Constitucional: "El PSOE acatará la sentencia y se confrontará con los catalanes si es necesario". Quince días después, tras la publicación del editorial conjunto de los 12 diarios catalanes, el presidente declaraba en el Congreso: "Yo volvería a votar el Estatut".

El nuevo mensaje, acompañado por el prudente silencio de Mariano Rajoy, al que también le preocupa –ahora– el malhumor de la sociedad catalana, está siendo procesado por quienes corresponde hacerlo. Como tantas otras veces, Catalunya es la línea secante que altera las conjunciones de la política española. Sin Catalunya, España sería muy aburrida.
=================================================

Demografia de La Plana Baixa

Baobab oci creatiu

Laulauenlaseuatinta

ECO-2BAH

Slideshare Economia

ECO-1BAH

La Guerra de Successió a Vila-real

A.C.Socarrats

Posts més consultats

Visualitzacions de pàgina l'últim mes