22 jul. 2010

EL NOU MAPA DE LES CAIXES D'ESTALVI



Les raons per a la reestructuració de les caixes d'estalvi a tot l'Estat poden ser molt lloables...

A molts valencians (¿?), en canvi, ens dóna la sensació que, novament, ens han furtat la cartera, és a dir la cartera dels valors materials que representava BANCAIXA (Bancaja per als amos i la filla de la Caja de Ahorros i Monte de Piedad de Castellón, per als valencians del nord), però també la cartera dels valors morals, els de la identitat i l'autoestima... sembla que el tradicional menfotisme valencià s'ha fet hegemònic, ha fet el cim, és a dir, ha arribat a les cotes més altes fins consolidar-se com un referent sociocultural, ètnic i, el que és pitjor, polític: Tant me se'n fot tot! (=expressió valenciana que dona lloc al menfotisme).

Per cert, l'actual seu central i Oficina nº1 de Bancaixa a Vila-real és un edifici modernista de 1911 construït com a seu de la Caixa d'Estalvis de Vila-real que, al fer fallida en 1935, fou absorbida pel Banc de València: es farà estrany veure l'ós verd madrileny de CajaMadrid a la façana... Centralisme madrileny? Neocolonialisme espanyol? Lladres que tornen a entrar per Almansa? Menfotisme valencià!




¿QUÉ PASA CON LAS CAJAS?

Emilio Tortosa, (El País, 23/07/2010)

En 1989, en mi condición de director general de la Caja de Ahorros de Valencia, asistí en Oviedo a una jornada de trabajo para presidentes y directores generales de cajas, organizada por la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros), que trataba sobre El futuro de las cajas de ahorros españolas, a cargo del profesor Jack Revell, que venía estudiando los cambios producidos en los sistemas de cajas de ahorros europeas. "Mi misión", decía Revell, "consistía en examinar ciertos problemas concretos que ustedes vienen discutiendo desde hace algunos años: la necesidad de incrementar los recursos propios; el tamaño óptimo de una caja de ahorros; la expansión territorial, y el gran aumento de la competencia". La Fundación FIES (Fondo para la Investigación Económica y Social), dirigida por Enrique Fuentes Quintana, debió pensar que sería provechoso que un observador externo aportase una visión espontánea a temas durante tanto tiempo debatidos. "Mi formación", añadía Revell, "es la de un economista especializado en cuestiones de banca y sistemas bancarios, sobre todo de países europeos".

De las soluciones que proponía Revell al primero de los problemas, esto es, los recursos propios, la que llamaba más la atención eran las cuotas participativas, pero las cajas no han hecho uso de ellas, al no incorporar derechos políticos.

En lo que al tamaño se refiere, según Revell no existía tamaño óptimo porque este depende más de factores tales como la extensión del territorio de la caja y si ésta tiene que ser casi totalmente autosuficiente o puede dirigirse a organizaciones centrales eficientes (como la CECA) para aquellos servicios que ella no pueda gestionar por ser demasiado pequeña.

En cuanto la expansión territorial, Revell lamentaba que hubiese llegado cinco o diez años tarde. "Ahora es difícil volver atrás", comentaba. "El movimiento de cajas sería más eficiente si no se compitiera unos con otros. Ahora es tarde" (hace 20 años que lo dijo). Sin embargo, añadía, hay algún caso de correcta eliminación del solapamiento, como es el País Vasco, donde de seis cajas han quedado tres, correspondientes a las tres provincias. Además, va a haber una compañía de servicios financieros a escala regional (Informe McKinsey).

Siguiendo a Revell "dentro de pocos años habrá dos o tres cajas de ahorros operando a escala nacional. La Caixa de Pensions y Caja de Madrid operan ya en muchas comunidades autónomas y están ampliando sus redes de sucursales con rapidez. El resultado podría ser que en la mayoría de las zonas hubiera tres cajas de ahorros grandes compitiendo con la caja regional (17 cajas, 17 autonomías). Tiene que haber una fórmula mejor que esa lucha de todos contra todos". Revell terminó su discurso indicando: "Dentro de 10 años vendré a pronunciar una oración fúnebre. Las cajas españolas se convertirán en bancos privados". Esto lo dijo hace 20 años.

El Decreto 2290/77 de Fuentes Quintana venía dando cobertura legal a una cuestión largo tiempo deseada: equiparación en el mercado financiero de bancos y cajas. Con la entrada en la década de los ochenta las cajas iniciaron un camino sin retorno, ganando a la banca en cuota de mercado, tanto de créditos como de depósitos. Esta situación, unida a una mejora de la eficiencia, dispararía a las cajas a altas tasas de crecimiento, con tipos de interés bajos. Esto y las importantes inversiones en el sector inmobiliario han producido la actual crisis financiera, agravada por la actuación de las agencias de rating, que contribuyen negativamente a la valoración de las cajas y que han obligado tanto al Banco de España como al Banco Central Europeo a tomar medidas intervencionistas donde el tiempo ha sido un factor decisivo.

El gobernador del Banco de España ha jugado un papel fundamental para cerrar la crisis en el menor tiempo posible. Así las cosas, los planteamientos que se venían haciendo desde otras instancias no es que hayan sido recibidos en saco roto, sino que no ha habido tiempo material para discutirlos.

Ahora, con la esperada modificación de la Ley de Cajas, se presenta un nuevo marco jurídico-legal, que cubrirá las relaciones producidas en el seno de las nuevas cajas y habrá de ser coherente con el proceso histórico. La ética será el primer valor a tener en cuenta, y la presencia de la caja en nuestros territorios se transformará en valores de confianza y de libertad.

Pero uno de los pasos más avanzados de esta reforma es la posibilidad de que las cajas creen un banco con su negocio y vendan más del 50% de esta filial a otra entidad financiera. Lo que abre claramente la puerta a la privatización del sector y a la desaparición de las cajas tal y como ahora se conocen. Nos guste o no, las cajas españolas se convertirán en bancos privados. Ya lo decía Revell.

No hay que olvidar que las cajas son una fundación-empresa. Como fundación vienen preocupándose por el interés general, y como empresa realizan una actividad empresarial. La caja es la propietaria de la fundación-empresa. La reforma actual de las cajas va a permitir que la actividad empresarial la pueda realizar una caja o un banco, lo que más eficiente resulte, de forma tal que los ingresos sigan revirtiéndose a la fundación. Por ello ha de ser un banco de primera fila. Así lo exigiría la adecuación a los tiempos actuales. Se cierra una etapa histórica y las fundaciones han de asegurar el futuro de las cajas. Entre todas han de garantizar no solo las actividades socio-culturales, sino la pervivencia a través de los tiempos del espíritu fundacional que alentó a un grupo de prohombres a iniciar un proyecto moderno orientado hacia Europa.

Afortunadamente el tiempo de la lucha contra la usura y la exclusión social por parte de las cajas ha pasado. Sus obras sociales han cumplido. Pero ahora tienen otra misión transformadora de la sociedad: contribuir al progreso económico, al bienestar social y al desarrollo cultural de su zona de actuación. Ese es el reto de las fundaciones.

Emilio Tortosa Cosme es ex director general de Bancaja.




AMB ELS MEUS DINERS, NO! (Pica'm / Levante.emv)

Per Josep Lluís Bausset

El passat 11 de juny, Levante-EMV informava sobre la fusió de Bancaixa (o Bancaja?) i Caja Madrid. Per cert, el nou nom serà Bancaja Madrid? Com no podia ser d’altra manera, el President Camps (serà Campos a partir d’ara?) afirmava que era «un gran día para Valencia».

Però oblidava (estarà perdent la memòria?) que el novembre passat, Camps (Campos) demanava als responsables de la CAM i de Bancaixa, rebutjar qualsevol operació amb entitats financeres que no foren valencianes. Encara a finals de maig Camps tornava a rebutjar la fusió de Bancaixa i Caja Madrid, en afirmar que en ser pilars fonamentals per a la nostra economia, «es fundamental que las cajas valencianas sigan estando en casa, como la CAM i también Bancaixa». Algú entén el que ha passat? Per qué eixe canvi d’actitud en pocs dies? La solució a tot aquest embolic, una vegada més ve de Madrid, davant la ineficàcia de Camps: com informava Levante- EMV, sabem que «Génova» (seu del PP espanyol) apostava per la fusió de la CAM i Caja Madrid. I el que diu Génova, va a missa! Bé, no ha sigut la CAM, però ha sigut Bancaixa. I després ens continuaran enganyant, dient-nos que ells són els qui defenen la "valenciania". Per si no teníem clar qui eixia perdent en tota aquesta operació, el mateix dia la presidenta Esperanza Aguirre, manifestava que la fusió de Bancaixa i Caja Madrid, «es positiva para Madrid». I si és positiva per a Madrid, ja podem endevinar qui són els qui ixen perdent! Com sempre, els valencians! El Conde-Duque de Olivares, Felip Vè, Zaplana, Camps, Olivas, Bancaixa, … No ens torne a enganyar més, Sr. Camps, parlant de «valenciania»! No ens vinga amb més mentides! Ja sabíem que viu agenollat cara a Madrid! I quan Madrid parla, vostè calla! Ara, amb els meus diners, no «ofrendará nuevas glorias a Madrid»! Avui mateix, retire de Bancaixa els euros que tinc. Vull que els meus diners es queden al meu País, i que des d’una seu instal·lada a una ciutat valenciana, puguen gestionar-se, i no del Paseo de la Castellana o Recoletos. Quina vergonya per al País Valencià, que els polítics que ens governen visquen constantment agenollats cara a Madrid, en compte de defendre els interessos dels valencians. Perquè a més, se’ns diu que amb aquesta operació, «ha salido más fuerte el Presidente Camps». Jo em pensava que eixes fusions es feien per enfortir l’economia del País (del meu País, evidentment). Increïble! I els empleats de Bancaixa que quedaran al carrer? Això no li importa, Sr. Camps? Per a acabar de rematar el tema, li sugerisc que instal·le una sucursal de Bancaja-Madrid al Palau de la Generalitat! I que vostè, Sr. Camps, faça de bidell del Sr. Rato, que és pel que serveix!





Pascual Olmos: «La pérdida de las cajas es el reconocimiento de un fracaso colectivo valenciano»

Director ejecutivo comercial de Repsol YPF
Afirma que sus opiniones son a título personal y no de la compañía para la que trabaja. Lo diceporque no tiene pelos en la lengua. Cree que la pérdida de Bancaja y CAM es un fracaso que implica a políticos, gestores y empresarios. Apuesta por rescatar un concepto ético de la economía.


PERFIL: Pionero en la Ford, veterano en Repsol
Trayectoria.- Nació en Catarroja y, aunque lleva 30 años instalado en Madrid, donde nació su primera hija, siempre que puede se corta en pelo en un local de Benetússer para no perder los vínculos con sus orígenes. Por ello pasa los veranos y períodos de descanso entre Dénia y Alcossebre y mantiene su particular idilio con el Mediterráneo. Formó parte del equipo que dio el primer impulso a la factoría Ford de Almussafes hasta que en los años ochenta fichó por la petrolera. En Repsol YPF ha ocupado diversas responsabilidades, especialmenteen el área internacional.
Responsabilidad.- Trabajó cuatro años en Argentina y se especializó en área comercial y de mercadotecnia. Hoy es consejero delegado de Repsol Comercial, director ejecutivo de Marketing para Europa y presidente de Repsol Italia. A su cargo tiene una plantilla de 8.600 personas y su área de influencia factura más de 20.000 millones de euros al año. Cree en la marca de su empresa como símbolo de calidad.
...........................................


LA ENTREVISTA (Levante-emv, 25.07.10)

Víctor Romero, València (Fotos de Manuel Molines)


¿La debacle de la economía valenciana era un hundimiento anunciado?
Está ligado al de la economía mundial, aunque tiene características específicas. El problema económico general se debe básicamente a los excesos, que no se miden durante muchos años, quizás por un dinero barato y por una falta de conciencia de que nadie debería endeudarse por encima de sus posibilidades. Esos excesos los estamos pagando ahora. Empezó en el año 2006 y 2007. En 2008 el endeudamiento de las familias ya se había más que duplicado respecto de los niveles que se consideran normal. Tipos de interés baratos, que vienen de Estados Unidos por la política de Greenspan; muchas ganas de temas inmobiliarios; muchas cajas o bancos que han sido un poco irresponsables en el aspecto de los créditos… Los excesos de diez o doce años se van a pagar durante otros siete u ocho.

Las cajas han protagonizado parte del abultado apalancamiento de las empresas, especialmente en el ladrillo. ¿Es exceso de ambición, es mala gestión o es exceso de confianza?
Es una combinación de una excesiva concentración en un sector. Se ha juntado una mala gestión con una serie de corruptelas claras y de opacidades entre esquemas de políticos y constructores que ahora están saliendo a la luz pero que ya se olían desde hace bastantes años. Esto ha sido muy malo para la economía por varias razones. Primero porque es una cuestión de ética y de moral. Acabamos de ser campeones del mundo y básicamente hemos ganado por el espíritu de un equipo que sabe conjugar todos los valores que eso tiene de solidaridad, de compañerismo, de cariño. Si comparas esto con lo que está pasando a nivel económico el contraste es tremendo.

¿La clase política está estando a la altura la crisis?
En Valencia ha faltado siempre mucha autocrítica. Hemos tenido una tendencia a tratar los temas de una forma superficial y a veces demasiado emocional. Hemos jugado con esos factores demasiado. Ahora que han desaparecido las dos cajas de Valencia estamos diciendo que no pasa nada, creo que tendríamos que aprender algo del pasado. La pérdida de las cajas de Valencia es el reconocimiento de un fracaso colectivo valenciano, que implica a los políticos, porque esto se tenía que haber previsto con muchos años de antelación, implica a los gestores e implica al empresariado valenciano, que ha sido un poco cómplice con todas estas políticas. De cara al futuro, lo único que podemos hacer ser mucho más productivos en los sectores y en las empresas donde estemos para tener proyectos de inversión con tasas de retorno que atraigan el capital, que al final de trata de eso. Y luego buscar también una solución para los proyectos de medio y largo plazo. Porque estos proyectos tiene algunos componentes políticos y eso lo debían de haber cubierto las cajas. En el futuro tendrán que cubrirlo otras cajas que estén en otros ámbitos u otros bancos.

¿La absorción de Bancaja y CAM por Caja Madrid y Cajastur es perjudicial a largo plazo para la economía valenciana?
Es la consecuencia de un fracaso. Nos han valorado menos de lo que pensábamos que valíamos. Estoy de acuerdo en el enfoque global que se está haciendo de una despolitización y una profesionalización de las cajas, eso es necesario y los pactos se están dando a nivel nacional. Pero también hay ciertas cajas y, podría poner por ejemplo La Caixa en Cataluña, que ha sabido conjugar la eficiencia en la gestión con algunas directrices de largo plazo de tipo, sino político, por lo menos de estrategias donde el efecto sede ha tenido su importancia. Saber conjugar esas dos cosas hubiera sido lo ideal. En el futuro habrá proyectos a corto plazo que serán en función de la rentabilidad para ello y habrá financiación para ello. Y luego habrá proyectos a medio y largo plazo que a nivel institucional tendremos los empresarios y políticos saber captar y vender que tendrán también efecto en la economía.

¿Qué le diría a un inversor internacional para que viniese a la Comunitat Valenciana?
Hay sectores que siguen funcionando bien. Hay temas de turismo y servicios que son componentes interesantes de futuro. Hay industrias, como es la industria del agua, el de la ingeniería del agua, que, tan sensibles como somos en Valencia con este tema, creo que se pueden hacer muchos esquemas de tipo tecnológico y de ingeniería que requerirían inversiones y serían un éxito. Hablo de depuración, de recanalización de tuberías… Con la llegada del AVE a Valencia también surgen un montón de posibilidades. Hay siete millones de personas en Madrid que están deseosas de venir a la costa si puede ser todos los fines de semana. Esto tiene una influencia en la economía bastante más importante de lo que pensamos. Yo acabo de comprar una plaza de aparcamiento aquí. Tendré un coche mío a disposición para cuando venga con el AVE utilizarlo. Valencia tendría que luchar por tener ramales de lanzaderas que lleguen a Gandia o a Dènia o pasen por la parte de Calpe.

El turismo ha bajado en rentabilidad y en ingresos pero parece que resiste y sostiene algo la economía local. ¿Necesita algún tipo de transformación?
El turismo de calidad es el futuro. Y el turismo de calidad requiere mejorar en todos los aspectos posibles la oferta. Quizás sea de las cosas que primero se van a recuperar. Si hablamos de futuro en Valencia, cuando Europa se recupere, y será relativamente pronto, dentro de un año o dos años, va a ayudar bastante a la economía española y la valenciana. Nuestras exportaciones van a mejorar en la medida en que se recupere la economía internacional y especialmente la europea. Sobre todo si la alemana se decide de una vez por consumir más. Está franja del Mediterráneo es una combinación de gastronomía, temperatura, sol, paisaje, cultura… Es algo difícilmente igualable. No lo cambio. Hace un mes estuve en Bali en un viaje y nada que ver con las playas de Bali.

La economía valenciana ha tenido un carácter exportador que ahora parece que remite. Incluso algunos meses la balanza de pagos es negativa. ¿Qué posibilidades hay derecuperar el carácter exportador?
Más que decir «este es el sector del futuro, lo que va a ser muy difícil es competir con las empresas chinas y asiáticas en costes. Eso afecta mucho a industrias del textil, la madera o del mueble. Eso nos está perjudicando bastante. Pero creo más en lo que sería el cambio de concepto, tanto a nivel político como empresarial, en lo que sería un modelo de gestión por valor aportado. Las cosas se pueden hacer mucho mejor de lo que se hacen a nivel de aportación de valor. Y esa filosofía hay que integrarla tanto en una conselleria o de una empresa creada dentro de la Generalitat como en una empresa completamente privada. España tiene mucho que aprender de lo que son modelos de gestión modernos por valor aportado. Algo que vale diez puede valer cinco y además dar el doble de calidad de lo que realmente está dando en este momento. Y eso lo ves en los cambios tecnológicos que existen hoy en día, donde la capacidad de generación de valor es tremenda. Lo que creo que hay hacer es mejorar formas de gestión. Nosotros seguimos enviado la mitad del aceite que producimos a Italia, ellos los embotellan y tiene una red internacional de venta que les permite vender aceite pero también muchas más cosas solamente con la imagen de marca.

Se habla mucho del cambio productivo. ¿Un cambio de esas características en cuánto tiempo podría darse?
Hay que aceptar que vamos a estar dos o tres años de crisis aún. La digestión de los excesos de los últimos quince años hasta 2008 va tardar tiempo. Va a ser una recuperación lenta. Conozco empresas como Chova, en La Safor, que es cliente mío de asfalto, que no están notando la crisis. Este hombre ha hecho aislamientos térmicos con asfaltos, con las nuevas políticas de construcción, y láminas asfálticas que está exportando a todo el mundo. Tiene fábrica en Rusia y Méjico y está funcionando perfectamente. Las empresas que han sabido añadir valor tecnológico y han sido verdaderos profesionales que han salido al exterior han tenido éxito. Si un profesional hace cosas absolutamente replicables con menos coste a nivel internacional y además se liga mucho a conceptos políticos y a ambientes políticos que al final es un esquema de relaciones personales eso no tiene futuro a largo plazo. Lo que reivindico es un cambio de concepto, primero de tipo ético. Que se coja como ejemplo la selección nacional de fútbol de lo que es un conjunto de gente distinta que trabaja en equipo con unos valores fundamentales para salir adelante. La mejor estrategia es hacer el día a día mucho mejor que tus competidores.



«El poder político se ha ejercido con rotundidad; sin elementos democráticos»

Sobre Gürtel y la corrupción: «Es muy malo para la imagen de la Comunitat Valenciana»


V.R.VALENCIA

En Valencia se ha hecho mucha inversión en grandes proyectos y eventos, ¿cree que como inversión de futuro es positivo o se ha realizado un gasto excesivo?
Cuando estaba en Malasia le pregunté al presidente de una compañía qué pensaba de España. Me habló de los toros y me habló de que España era un país bueno porque era un país europeo. La imagen de España está ligada a Europa. ¿La imagen de Valencia Intentar tener una imagen a nivel internacional en parte es positivo porque nos pone en el mapa. Pero creo que el foco que se ha puesto en la Ciudad de las Artes quizás ha sido un poco desmesurado. Aunque no es malo en sí mismo no hacen falta cinco o seis elementos. Con tres hubiera sido suficiente y se hubiera conseguido el mismo objetivo. Eso sería lo más criticable de la política de los grandes eventos. Puede ser incluso un elemento manipulador emocionalmente.

¿Qué percepción se tiene en Madrid de un asunto como el de Gürtel y otros casos de corrupción?
Muy mala. Aunque se dice que es un problema general de los políticos la verdad es que se ha hablado demasiado de Valencia, de Castellón y de Alicante en los últimos tiempos. Y eso es muy malo para la imagen de la Comunitat Valenciana y creo que nos perjudica desde el punto de vista de la seriedad que se suponen que tienen que tener unas instituciones. Tenemos que cambiar y dar una demostración de ética superior.

¿El empresario es muy dependiente del poder político?
El poder político se ha ejercido con una rotundidad muy fuerte y no ha tenido elementos democráticos como debía haber tenido. Cuando uno se juega su empresa tampoco puede hablar como le gustaría hablar. La autocrítica hubiera sido muy interesante y el empresariado no ha ayudado a efectuar la autocrítica.

Demografia de La Plana Baixa

Baobab oci creatiu

Laulauenlaseuatinta

ECO-2BAH

Slideshare Economia

ECO-1BAH

La Guerra de Successió a Vila-real

A.C.Socarrats

Posts més consultats

Visualitzacions de pàgina l'últim mes